Mural diseñado con María Isabel Rueda vía e-mail y realizado en Santa María, Brasil, durante el tercer encuentro de artistas organizado por Rebeca Stumm.